A pesar de que muchos temieron lo peor, lo cierto es que Ghost, el fiel lobo huargo de Jon Snow sigue con vida y regresará en gloria y majestad en la octava y última temporada de Game of Thrones.

El supervisor de efectos especiales de la serie, Joe Bauer, señaló en elHuffington Post que la gran bestia albina estará muy presente en la nueva temporada de la serie y que el principal motivo por el que no estuvo en la temporada anterior fue más bien por presupuesto, ya que se trata de un lobo creado totalmente con efectos de computador.

“Lo verán de nuevo. Él tiene una buena cantidad de acción en pantalla en la temporada 8. Estará muy presente y hará cosas bastante geniales”.

La razón de la ausencia de Ghost en toda la temporada anterior, además del presupuesto, se explicaba en una escena que finalmente fue cortada en la edición final y en la que se mostraba a Jon diciéndole a Ghost que cuidara de Sansa mientras Snow salía de Winterfell.

No sabemos si el otro huargo, Nymeria también regresará, ya que hasta donde se sabe, el aliado de Arya tampoco ha desaparecido.